La urbanística de la fe: Horacio Capel, la existencia de Dios y la territorialidad ontológica